5 ventajas que debes conocer sobre las oficinas virtuales

¿Estás interesado en emprender? ¿Ya iniciaste tu negocio pero trabajas desde tu casa? ¿Tienes una empresa consolidada en tu ciudad pero te interesa expandirte a otras regiones? ¿Ofreces servicios como profesional independiente y necesitas una oficina para atender a tus clientes? Si respondiste que sí a cualquiera de estas preguntas entonces la opción perfecta para ti es alquilar una oficina virtual.

En una sociedad actual como la nuestra, el mundo empresarial cada vez más hace uso de recursos que la virtualidad ofrece. El entorno virtual nos permite ubicarnos en un tiempo y un espacio aunque físicamente no estemos ahí.

Por lo tanto, una oficina virtual nos brinda la oportunidad de tener un espacio de trabajo real con la flexibilidad de poder realizar diversas actividades laborales en otros lugares.

Las 5 principales ventajas para rentar una oficina en un entorno virtual

Las 5 principales ventajas para rentar una oficina en un entorno virtual

Los beneficios que ofrece el trabajar dentro de un entorno virtual son muchos. En esta ocasión nos dimos a la tarea de seleccionar las cinco ventajas principales que tienen:

1. Proyectar una imagen profesional de tu empresa. Es importante generar una buena impresión ante los clientes. El hecho de tener una oficina con dirección comercial fija, una línea telefónica exclusiva, donde exista personal que pueda brindar información a los interesados ofrece una ventaja que te hace destacar de tu competencia. Hay empresas que te dan opciones incluso de administrar tus redes sociales y correos electrónicos.

2. Flexibilidad. Si parte de tus actividades necesitas realizarlas fuera de la oficina, no hay ningún problema, ya que siempre habrá personal de apoyo que pueda atender tus necesidades mientras te encuentres ausente. También si deseas podrás acudir cualquier día de la semana a cualquier hora que lo necesites, liberándote de seguir horarios rígidos.

3. Ahorro en gastos operativos. Imagina todo lo que vas a economizar en:

  • Personal. No necesitarás contratar recepcionista, guardia de seguridad, gente de limpieza, técnicos de mantenimiento, entre otros.
  • Alquiler de un edificio. No es lo mismo rentar una oficina que un edificio completo donde además hay que hacerse cargo de los gastos de electricidad, Internet, agua y otros servicios que pudieras necesitar.
  • Decoración y muebles de oficina. Los muebles y la decoración del ambiente virtual están pensados para que cuentes con todas las comodidades que faciliten tu trabajo durante largos periodos, además de que son el espacio ideal para realizar tus reuniones con tus colaboradores, proveedores y clientes.

Todo ese dinero ahorrado podrás invertirlo en mejorar tus servicios y productos, además podrás ofrecerlos a un precio competitivo dentro del mercado.

4. Movilidad. Si tu oficina está en una región, puedes establecerla en otras ciudades o países. Puedes disponer de todos los espacios que necesites, ya que por lo general estas empresas virtuales tienen locaciones alrededor de todo el mundo. Además tienes la posibilidad de permanecer alquilando el tiempo que consideres necesario para tu negocio.

5. Menos gestiones. Lo único que tienes que hacer para utilizar tu oficina virtual es pagar la mensualidad correspondiente y nada más. No tendrás que gestionar trámites, personal, recursos materiales, ni servicios. Así que, al tener menos trabajo pendiente, podrás administrar mejor tu tiempo. Tendrás menos estrés y preocupaciones.

Estas son las principales ventajas que una oficina virtual tiene para ofrecerte, existen muchas más y si tu negocio requiere de condiciones muy específicas, sin duda las compañías que alquilan estos espacios, podrán adecuar sus servicios de acuerdo con tus propias necesidades.

Súmate al grupo de profesionales independientes, emprendedores y negocios que actualmente trabajan en estos espacios. Aprovecha los beneficios que la virtualidad te puede proporcionar. Potencia tu negocio al máximo y conviértete en un empresario de éxito.

Deja un comentario