Teletrabajo y oficinas virtuales, la mezcla perfecta

Teletrabajo y oficinas virtuales, la mezcla perfecta

Contar con los beneficios de las oficinas virtuales y a su vez desempeñarse adecuadamente en el teletrabajo aumentaría eficazmente la labor que se ejerce en la empresa. La seguridad y confianza que se transmiten al cliente cuando se tiene la certeza de un sitio fijo, también se puede generar con el trabajo online. Esta fórmula de desempeñar un puesto en una empresa tiene múltiples ventajas, más aún en tiempos de pandemias.

Dicho esto, el teletrabajo es una buena opción también cuando se cuenta con espacios de trabajo virtual. Te contamos las razones.

¿Contar con una oficina virtual y teletrabajar es beneficioso para mi empresa?

Sencillamente sí, pues al hacer uso de un espacio virtual este contará con los mismos beneficios de una oficina física. La prestación de servicios de la empresa hacia los clientes será la misma, se llevarán a cabo conferencias de negocios con normalidad, la empresa también contará con un servicio de mensajería y telefonía que será recibida y respondida a su nombre.

Asimismo, el teletrabajo es una modalidad de trabajo a distancia, donde laborar se hace mucho más sencillo para el trabajador, ya que lo puede ejercer desde la comodidad de su hogar o en cualquier sitio que considere adecuado. Por lo tanto, para esta medida de trabajo es necesario disponer del soporte de las tecnologías de información y comunicación. También se requiere una conexión a Internet, segura y con la suficiente capacidad.

También te va a interesar: Oficinas virtuales y sus beneficios financieros

La productividad aumenta y los gastos se reducen

El teletrabajo garantiza mejoras en el rendimiento de las labores que abarca el trabajador en tu empresa, llegando a prevenir eventualidades de tiempo, costos, distancias, horarios, entre otros. En estos casos, el único foco de concentración son los quehaceres profesionales.

De la misma manera, se reducirán gastos hasta en un 90 %, ya que disminuye significativamente la cuota arrendataria y, a su vez, todo lo relacionado con la parte logística y operaria de tu empresa, por lo que adquirir espacios virtuales te favorece económicamente.

Contar con una oficina virtual y teletrabajar es beneficioso para mi empresa

Reducción de personal

Por medio del trabajo a distancia se puede escoger el personal que trabajará en las labores asignadas de la empresa. Se hace uso exclusivamente de las personas que sean necesarias. Esto es una medida eficiente para alcanzar los objetivos plasmados por la compañía. A su vez, se brinda un servicio profesional y seguro.

El trabajo sería mucho más eficaz

Al disponer de la cantidad necesaria de trabajadores y que estos mismos cuenten con sus propios insumos, se cuenta con un buen punto de partida para conseguir los objetivos de la empresa. Además, no hay que ocuparse de pagar el alquiler de un lugar físico para que los miembros del equipo humano de la compañía se reúnan a trabajar. Estos solo deberían ocuparse de rendir apropiadamente, para cubrir los objetivos que tu empresa está marcando.

Inclusión laboral con más oportunidades

Gracias a esta particular forma de trabajar se contribuye a la inclusión laboral de todas esas personas que presenten discapacidades físicas. El teletrabajo puede ser una forma de fomentar el empleo en colectivos con especial riesgo de exclusión o barreras físicas.

Junto a todo ello, el hecho de que una organización ofrezca la modalidad de teletrabajo puede suponer un aliciente para trabajadores con talento y con gran proyección. De esta forma, la empresa con estas características atrae un mayor flujo de trabajadores con talento.

El teletrabajo es una modalidad que facilita al trabajador laborar a distancia brindando un servicio óptimo al cliente. Al combinarlo con un espacio virtual, este ayudará a construir un entorno más seguro y confiable al usuario, disponiendo de los mismos beneficios de una oficina presencial.