5 razones para elegir una oficina virtual

5 razones para elegir una oficina virtual

Aunque todos hemos escuchado el término virtual muy a menudo y lo asociamos con el entretenimiento a partir de la tecnología y la informática, el concepto se ha trasladado a diferentes entornos y entre ellos al de las oficinas virtuales.

¿Que para quién es una oficina virtual?

Este tipo de espacios se caracteriza por brindar a las empresas una dirección física y diversos servicios sin que estas asuman los gastos de capital que representan el poseer o arrendar una oficina tradicional.

Aunque los servicios de oficina virtual comenzaron en la década de los sesenta, en los últimos años se han convertido en una opción muy útil gracias a los avances de la tecnología, especialmente para los nuevos emprendedores que no pueden asumir en un principio los gastos de montar una oficina en forma y sufragar su mantenimiento.

Los clientes pagan una tarifa de contrato en el que se especifican los servicios incluidos. Algo así como un menú a la carta donde se pueden elegir diversas combinaciones que incluyen, desde una simple dirección postal para recibir correspondencia o paquetería, hasta salas de juntas con servicio de café para reuniones ejecutivas.

5 buenas razones para elegir una oficina virtual

Aunque este tipo de oficinas son las más recomendables para aquellos emprendedores que apenas inician un proyecto, muchas empresas ya establecidas y de prestigio han decidido continuar su operación bajo este esquema.

 

5 buenas razones para elegir una oficina virtual

 

1. Tu negocio tendrá mayor prestigio y credibilidad

El uso de una dirección comercial física y un número de teléfono de oficina en tus tarjetas de visita, además de tu sitio web y correo electrónico, aumentará la confianza en tus prospectos y clientes.

2. Trabajar desde cualquier lugar

Las empresas ven cada día con mejores ojos el trabajo a distancia, el llamado home office. Una oficina virtual es ideal para desarrollar este esquema de trabajo, ya que brinda la flexibilidad de operar desde cualquier lugar, ya sea la casa, desde un café, o cualquier otro sitio. Si todo lo que tu negocio necesita es una conexión a Internet, una oficina virtual es justo lo que más te conviene.

3. Suprimir gastos de desplazamiento

Si no hay oficina, no hay gastos de transporte. No solo es un ahorro en el consumo de gasolina o pasaje público, es el mejor argumento para lograr una actitud más ecológica en la empresa al reducir nuestras emisiones de dióxido de carbono, ayudando así al medio ambiente. Además, adiós a los tediosos trayectos a vuelta de rueda.

4. Mayor economía

Una oficina virtual es mucho más rentable que una oficina física tradicional. Pagarás solo una dirección comercial de prestigio y sin despilfarrar en las grandes cantidades que una renta conlleva, y no solo eso, se reducen gastos como equipos de oficina, de mantenimiento, y el costo de una recepcionista de tiempo completo, entre otros. Es redirigir inteligentemente un presupuesto de operación hacia tu empresa para fines de inversión.

 

También te va a interesar: Oficina virtual, una solución económica y con muchos beneficios.

 

5. Soporte empresarial y sin ataduras

Muchos nuevos emprendedores inician su operación en un espacio dentro de su propio hogar, pero tienen que lidiar con otras actividades que les impiden concentrarse de lleno en su negocio. Una oficina virtual se puede encargar de la mayor parte de estas tareas. Además, la mayoría de estas oficinas se contratan por mes, por lo que no hay contratos a largo plazo, y lo mejor, podrás tener tu servicio de secretaría incluso bilingüe si lo deseas, sin pagar liquidaciones en caso de finalizar actividades.

Como ves, iniciar un negocio con todas las de la ley y ser completamente operativo las 24 horas, los 7 días de la semana, es posible y más económico con una oficina virtual. La opción ideal para los nuevos emprendedores.

 

Deja un comentario