¿Por qué alquilar un centro de negocios?

Por qué alquilar un centro de negocios

Los centros de negocios son cada vez más utilizados en un mundo donde el ámbito laboral estimula fuertemente el desarrollo de las pymes, startups y emprendedores.

Sin embargo, un espacio de este tipo donde tener tu oficina involucra mucho más que solo contar con las ventajas económicas de alquilar un lugar compartido, implica un valor añadido por experiencia y beneficios que lo hacen el espacio ideal para desarrollarte.

 

También te va a interesar: Centro de negocios: ¿cómo influyen en la imagen de tu empresa?

 

¿Por qué instalarte en centros de negocios?

 

Un centro de negocios tiene una capacidad material, humana y espacial que nadie más podrá brindarte. Aunado a esto, cubre necesidades que quizá no te hubieras preocupado por considerar al planear tu propia oficina. Por eso, a continuación te decimos por qué debes instalar desde ya tu empresa en un espacio de este tipo.

 

  • Imagen corporativa. Al estar ubicados en espacios privilegiados de la ciudad, en zonas financieras relevantes, en lugares céntricos, con todos los servicios, de fácil accesibilidad, con atención telefónica y con un área de recepción profesional, la imagen de tu compañía adquiere un gran prestigio y brindas mayor seguridad a tus socios, clientes, colaboradores o inversionistas.
  • Disponibilidad inmediata. Ya sea que recién vayas a comenzar tu negocio o que hayas decidido mudarlo de tu casa u otro espacio a una oficina particular, un centro de este tipo cuenta con todo para que comiences a trabajar el mismo día que lo contrates. No necesitas más que llegar e instalarte.
  •  Personal con experiencia. La gestión de los recursos humanos en cuanto a personal de recepción, oficina, limpieza, seguridad, mantenimiento, etcétera, corre a cargo del centro mismo. Independientemente de tu equipo de trabajo, todas esas personas vitales para que las oficinas estén vivas día con día dejarán de ser tu preocupación.
  • El centro las gestiona por ti y como ya trabajan en él tienen el valor añadido de una experiencia que difícilmente tendrías comenzando con personal nuevo desde cero.
  •  Servicios. Los servicios como teléfono, luz, agua, Internet, centro de copiado, entre otros, se dan por hecho en estos lugares, pero aún más, hay otros servicios como el mantenimiento, los seguros o el cumplimiento de normativas de espacios comerciales que no tendrás que manejar por tu cuenta.
  •  Mobiliario. El equipo necesario para tu trabajo ya está ahí esperándote. No necesitas preocuparte por crear desde el principio una oficina, comprar muebles, equipo electrónico, instalar una sala de recepción, un centro de juntas, etcétera. Inclusive, puedes contar con espacios de recreación comunes como una cafetería o un comedor.
  •  Espacio a tu medida. Los centros de esta índole cuentan con diversos planes de alquiler, todos flexibles, adaptados a las necesidades de tu compañía. No importa si es un pequeño negocio, una gran empresa, si necesitas una sala de juntas, un espacio temporal para desarrollar un proyecto específico o una oficina virtual, tú puedes contratar solo lo que necesitas por el periodo justo.
  •  Relaciones públicas (networking). Como en los centros de negocios hay empresas, emprendedores y profesionales de todo tipo, el mismo espacio de trabajo se convierte en un hervidero de ideas y relaciones comerciales y profesionales que giran en torno a tu negocio. Así de fácil podrías tener los mejores contactos, proveedores de servicios y hasta clientes a tan solo unos metros de distancia.

 

Por qué instalarte en centros de negocios

 

Como ves, los centros de negocios son el espacio ideal para instalar tu oficina, ya que cuentan desde el principio con todo lo que requieres para que tu compañía despegue sin pero que valga. Ahora ya sabes por qué alquilar uno: ahorra tiempo y dinero a la vez que ganas experiencia.

 

 

Deja un comentario