¿Por qué optar por una oficina compartida?

Por qué optar por una oficina compartida

Muchas de las empresas con mayor éxito en el mundo, comenzaron en oficinas compartidas que se adaptaban a los pocos recursos manejados por los inversores en sus momentos de arranque. Fueron comienzos donde la idea era lo predominante y pocos  recursos para invertir, lo que conllevó a la búsqueda de recortes presupuestarios que se adaptaran a sus necesidades, surgiendo la idea de compartir espacios con otras personas o grupos que estuvieran en condiciones similares, surgiendo por necesidad la oficina compartida. El profesional en libre ejercicio, el emprendedor, las Pymes y los innovadores que pululan en el mundo de los negocios de hoy son los mejores ejemplos del porqué se debe empezar a trabajar con Oficina Compartida Bogotá

No dejes de leer este artículo para que te enteres de las ventajas de optar por una oficina compartida

Empresas por todo lo alto

El empresario que se inicia tiene la obligación de mostrar su categoría ante los clientes en instalaciones donde el buen gusto, el trato cordial, el buen servicio y la pulcritud, sean los baluartes a mostrar como medida del trabajo ofrecido. Sin embargo, cuando se comienza, no siempre se tienen los recursos suficientes para mantener estas apariencias.

No obstante, en este momento del arranque, esas pretensiones no pueden ser cubiertas con un presupuesto escaso. Oficina Compartida Bogotá es la opción que ofrece al nuevo emprendedor la ventaja de poseer una dirección física y virtual a bajo costo, con atención telefónica personalizada y con salones para entrevistas, cuyos precios se adaptan a inversiones iniciales.

Excelente ubicación

Normalmente estas oficinas se encuentran en grandes centros comerciales, generando una plusvalía a la empresa y al servicio prestado, que se suman a la posibilidad de recibir la correspondencia, los mensajes telefónicos y el mantenimiento de una constante comunicación con el arrendatario, con el fin de hacer más expedito su trabajo y, por ende, más eficaz.

Simplicidad administrativa

Otra ventaja comparativa de este tipo de arriendo se encuentra en el pago, cuyo monto se cancela en una sola factura, evitando con ello la preocupación de estar atento a facturas por servicios urbanísticos básicos, su incorporación a los libros contables y todo el tiempo invertido en acudir a las oficinas públicas para estar al día con estos servicios.

Son innumerables las ventajas, entre las cuales se cuenta la de poseer una dirección fiscal, para todo aquello relacionado con la declaración y pagos de impuestos, así como para la ubicación por parte de los clientes potenciales que requieran el servicio.

Te explicaremos los puntos a tener en cuenta al alquilar tu oficina

Servicios eventuales

Quienes recurren a esta opción también pueden planificar sus juntas de trabajo, pues para ello existen salas de juntas con opción al uso de una estación de café, además de los requerimientos necesarios para sus presentaciones, además de contar con un espacio adecuado para las reuniones de firmas de contratos, entregas de trabajos y captación de servicios de apoyo a la labor que se ejecuta.

Con todas estas ventajas. Oficinas Compartidas Bogotá se convierte en un aliado de primera línea para el novel emprendedor, dejándole tiempo suficiente para adentrarse en su trabajo, en mantenerse al día con su profesión y en la ubicación de clientes con la promoción del servicio prestado, bien sea por medio de visitas puntuales o por publicidad que él mismo distribuya por medios electrónicos, escritos o audiovisuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *