Oficinas virtuales y su relación con el teletrabajo

Oficinas virtuales y su relación con el teletrabajo

El teletrabajo, llamado también trabajo a distancia o home office, se ha convertido en una opción atractiva para las empresas y sus trabajadores, enfocada en mejorar la productividad a través del aumento del bienestar de los colaboradores del negocio. Estos ahorros se pueden potenciar si la estrategia se implementa con un esquema flexible como son las oficinas virtuales en Bogotá.

 

Desafíos

 

El teletrabajo promete a los trabajadores y empresarios varios efectos positivos. En el caso de los primeros son:

 

  • 1. Mayor flexibilidad para el desarrollo de sus tareas.
  • 2. Evitar sufrir los usuales atascos de tránsito.
  • 3. Mayor bienestar al poder compartir con sus familias por más tiempo.

 

Y para los empresarios se encuentran los siguientes:

 

  • 1. Ahorros significativos al evitar gastos en mobiliario, servicios públicos y mantenimiento.
  • 2. Aumento de la productividad por el mayor bienestar de los colaboradores.

 

En todo caso, la implementación del trabajo a distancia trae varios retos, entre los que se destacan:

 

  • 1. Cierta resistencia al cambio cultural que implica.
  • 2. Necesidad de medir el cumplimiento real de metas por parte de los teletrabajadores.
  • 3. Mecanismos de relación con los clientes que se resume en esta pregunta: ¿dónde atender tanto a los actuales como a los potenciales clientes?

 

Frente a estas dificultades, las oficinas virtuales pueden ser una herramienta efectiva en especial en la gestión de los dos últimos puntos.

 

También te va a interesar: ¿Por qué las oficinas virtuales son la mejor opción para las Pymes?

 

 

Oficinas virtuales

 

Estas oficinas te permiten como empresario o emprendedor contar con los beneficios de espacios tradicionales de negocio sin que tengas que incurrir en los altos costos asociados a estos.

Usualmente te ofrecen diversos servicios bajo las premisas de economía, profesionalismo y flexibilidad, siendo útiles tanto si estás iniciando tu negocio como en el caso que ya tengas una empresa en una etapa avanzada de desarrollo (pyme o gran empresa) e, incluso, si quieres desarrollar una expansión de tu negocio hacia otros mercados.

Las oficinas tradicionales se ubican en sectores exclusivos de las ciudades, generan para los empresarios una imagen de profesionalismo y éxito en los negocios y permiten ubicar a toda la plantilla en un solo lugar. Sin embargo, los costos para su mantenimiento son altos, fijos y recurrentes, por lo que pueden drenar de forma rápida las finanzas del negocio.

Por su parte, una oficina virtual genera estos mismos efectos con una inversión que es usualmente entre tres y cinco veces inferior al costo de una oficina tradicional. Entre los servicios que tienes disponibles se encuentran:

 

  • 1. Una dirección comercial para la correspondencia en un sector de prestigio de la ciudad.
  • 2. Oficinas y salas de juntas para el trabajo presencial.
  • 3. Atención de llamadas por una secretaria y una recepción para atender a los clientes.
  • 4. Espacios para networking.

 

Oficinas virtuales

 

Oficina virtual y teletrabajo

 

Frente a los retos del teletrabajo, las oficinas virtuales te permiten superar los desafíos en la relación con tus clientes y la imagen que transmites. Recuerda que la primera impresión es la que más cuenta.

Los mayores beneficios que encontrarás son:

 

  • 1. Los servicios de recepción y atención a los clientes y las salas de reuniones disponibles te permitirán recibir a los prospectos de negocios en espacios llamativos y adecuados.
  • 2. Así, mientras tú o tus empleados trabajan desde la comodidad de su casa, tus clientes serán recibidos en espacios profesionales y de alto valor.
  • 3. Adicionalmente, podrás atenderlos en lugares distintos, un café de calle o a la sala de tu casa o apartamento.

 

En conclusión, implementar un esquema de teletrabajo acompañado de la adopción de una oficina virtual para tu negocio generará un efecto altamente positivo en el desarrollo de tu empresa.

 

Deja un comentario