Oficina virtual: ¿Te conviene tener una?

Oficina virtual: ¿Te conviene tener una?

En el mundo de las empresas, la tecnología es una gran aliada. Hay actividades que pueden realizarse desde oficinas virtuales. ¿Conoces sobre este tema? Si eres de aquellos que les gusta estar a la vanguardia y te dedicas al mundo de los negocios, esto te será de bastante utilidad.

¿Qué son las oficinas virtuales?

Tal vez has escuchado de estos nuevos espacios para laborar pero concretamente no sabes si es para ti y tus actividades.

Una oficina virtual no es una moda, es una respuesta a las necesidades de las nuevas dinámicas de trabajo y de hacer negocios.

Si tú estás a cargo de proyectos donde es esencial trabajar en equipo y lo que hacen no requiere de la presencia física, no se trabaja en un horario tradicional de ocho horas y además las actividades son flexibles, eres candidato potencial a usar uno de estos espacios.

Como podrás darte cuenta, un factor primordial que caracteriza a estas oficinas es el costo y los beneficios que de este se deriven.

No es lo mismo pagar por usarla de forma permanente a que se fije una cantidad razonable de acuerdo con la presencia esporádica y los gastos de mantenimiento en relación al alquiler.

Una de las tendencias más fuertes en cuanto a este tema, es su incursión en las reuniones virtuales. Un claro ejemplo es el networking que es el encuentro de emprendedores y de todos aquellos que representan oportunidades comerciales.

 

Ventajas de las oficinas virtuales

 

Una oficina virtual puede servir de escenario para compartir puntos de vista y llegar a acuerdos con futuros clientes y colaboradores.

Ventajas de las oficinas virtuales

Las bondades de este nuevo esquema empresarial son notables. Aquí te ofrecemos algunas de las más sobresalientes. ¡Toma nota!

1. Representan una ventaja competitiva. En el caso de las pequeñas y medianas empresas que van comenzando, pueden utilizarlas a su favor y dar una imagen sumamente competitiva. Recordemos que quienes se adaptan de forma inteligente a los cambios, son quienes sobreviven y logran el éxito en el mundo empresarial.

 

También te va a interesar: 7 razones para alquilar una oficina virtual.

 

2. Mejor imagen corporativa. Estarás de acuerdo conmigo que cuando nos encontramos con una empresa que va a la vanguardia y se suma a los adelantos tecnológicos, resulta más atractiva y confiable.

3. Impulsar actividades de networking y coworking. El trabajar bajo un entorno virtual, nos da la facilidad para intercambiar experiencias y formas de trabajo en un mismo espacio.

El estar colaborando con contactos de áreas laborales comunes puede resultar menos costoso ya que los gastos generados se pueden compartir.

4. Fomentar el trabajo en equipo. La flexibilidad en cuanto al trabajo en equipo llega a ser una motivación y una razón muy poderosa para rentar una oficina virtual.

Para el personal de una empresa es una gran ventaja, acomodar su carga de acuerdo a decisiones que toman en conjunto. Por ejemplo, las sesiones para comunicar objetivos pueden ser a horarios distintos ya que los integrantes laboran desde diferentes ciudades.

5. Mayor productividad. Cuando logramos reducir costos, podemos disponer de mayor capital para invertir en áreas que consideremos estratégicas. De esta forma se trabaja con menor presión y estrés, lo que genera mayores y mejores resultados.

6. Inversión conveniente. Si estás comenzando en el ámbito empresarial, invertir de manera inteligente es prioridad. Estas instalaciones se caracterizan por ser prácticas y requieren el equipamiento básico. Todo lo que ahorres lo podrás concentrar en tus proyectos y su ejecución.

Ahora que conoces más de las oficinas virtuales, estamos seguros de que tomarás la decisión más conveniente para lograr tus objetivos organizacionales. Apuéstale a la tecnología. ¡No te arrepentirás!

Deja un comentario