¿Qué le depara el futuro al coworking?

Coworking es un concepto que está en auge y cada vez lo escuchamos con más y más frecuencia. Y es que lo que representa no solo se traduce en términos técnicos como espacio de trabajo colaborativo, que es lo que literalmente significa en español, sino que involucra toda una forma novedosa de hacer y promover negocios en el siglo XXI, pero ¿qué es lo que le espera a esta filosofía mercantil en el futuro inmediato?

¿Qué esperar en el ámbito del cotrabajo para este 2020?

Sin más dilación, estas son las claves que regirán el futuro del cotrabajo.

El papel de la tecnología

 

La tecnología tendrá un papel preponderante en el desarrollo del mundo de los negocios. Las nuevas formas de hacer mercado y de utilizarlo por supuesto que se relacionan con el avance tecnológico, pero, particularmente para este 2020, las tecnologías facilitarán la comunicación.

También te va a interesar: Conoce el crecimiento del coworking en el norte de Bogotá

 

Si bien es cierto que un espacio de trabajo colaborativo facilita la reunión de múltiples agentes del sector mercantil, se esperan para este 2020 tecnologías muy particulares:

  • Videoconferencias 3D en un uso común. Con ellas, será posible facilitar aún más las relaciones entre trabajadores y productos sin importar desde dónde se transmita la información.
  • También se espera que los lugares de trabajo colaborativo se atiborren de pantallas para transmitir continuamente información en tiempo real. Tanto en las oficinas propiamente como en las salas de espera y los sitios de uso común, las pantallas terminarán por adueñarse de todo.
  • Enseres que facilitan la vida. Los propios espacios en los edificios podrían estar cambiando cada vez más, ya que son lugares de mucho prestigio debido a sus comodidades como comedores, salas de juntas y otros sitios compartidos. Pues bien, la feria CES 2020 presentó cosas tan sencillas y dinámicas como cafeteras que incluyen todos los sabores de bebidas frías y calientes en apenas unas cuantas cápsulas. Toda la variedad de gustos que incluya la plantilla laboral de un edificio puede contenerse en apenas una pequeña mesa.

 

Estrictamente el mundo de las finanzas

 

  • Competencia. Para este 2020, se espera que los procesos de sostenibilidad con miras a los 17 objetivos de la Agenda 2030 comiencen a revelar sus frutos. Los espacios de cotrabajo están generando formas autosustentables para mantenerse en el mercado, lo que implica mayor competencia en el sector.
  • ADN empresarial. La concentración de empresas de un mismo ámbito también está comenzando a ganar espacio en los edificios de trabajo colaborativo. Ya no solo se trata de lugares donde encontrarás todo tipo de emprendedores, profesionales y empresas, sino que estas características comienzan a concentrar personas de un mismo sector laboral.

Los espacios exclusivos de diseño y todas sus ramas laborales son los más comunes, de tal forma que se está creando un solo organismo multifuncional para un mismo mercado en cada espacio de cotrabajo.

  • Mayor inversión extranjera en cada país. Debido a las características como un menor riesgo de inversión y mayor facilidad para comenzar, las multinacionales están cada vez más presentes en este tipo de espacios. Por eso, será más común que veas este tipo de empresas en centros de negocios compartidos.
  • Menos jerarquías. Las nuevas formas de socializar a través de redes están ampliando los horizontes en los que la gente se relaciona, y también los espacios colaborativos. Por tratarse de emprendedores profesionales, comienzan a mostrar más trabajos independientes o equipos colaborativos (incluso para las multinacionales) que dicen adiós a los organigramas.

Claramente, los dos rubros que más impactan en el futuro inmediato del trabajo colaborativo en este nuevo año son la inserción de nuevas tecnologías y el mejor aprovechamiento económico de las cualidades que ofrece. Por eso, elegir este tipo de lugares implica abrirle las puertas al futuro del desarrollo empresarial.