Diferencias entre oficinas en arriendo, virtuales, compartidas o coworking

Diferencias entre oficinas en arriendo, virtuales, compartidas o coworking

El aumento de emprendedores en ciudades como Bogotá, Medellín o Barranquilla, en busca de oportunidades donde montar sus negocios, ha hecho que la demanda de bienes inmuebles se sature, y con ello ha aumentado el valor de los predios, catastro y servicios públicos, haciendo que adquirir una oficina pueda ser significativamente caro, y una inversión poco rentable si estás comenzando.

Esto ha hecho que surjan diferentes soluciones que permitan al emprendedor acceder a oficinas en zonas de ubicación estratégica, sin tener que costearse inmediatamente el valor que ello conllevaría.

Soluciones de oficinas para emprendedores

1. Oficinas en arriendo

La primera de las soluciones que existe para los emprendedores es el arriendo de una oficina para establecer allí su proyecto o Startup, teniendo acceso a una oficina totalmente amoblada, por un valor fijo. Dicho valor puede ser mensual, en el caso de un arriendo definido para establecer allí la empresa, o por horas, para comenzar a tender clientes y poder brindar servicios.

La principal ventaja de este sistema es la comodidad que ofrece a la empresa, pues por un solo pago mensual, el emprendedor podrá despreocuparse de todos los trámites relacionados con la oficina, la infraestructura física o los servicios. Las oficinas se entregan totalmente amobladas, adecuadas para el uso inmediato, con garantía de reparación de daños y asesoría en caso de averías o problemas técnicos.

Este único pago incluye los servicios de la oficina, un canal dedicado de Internet, una línea telefónica exclusiva para la empresa con llamadas locales ilimitadas, el acceso a sala de juntas e incluso una estación de agua y café permanentes para los empleados y los usuarios de la empresa. No más preocupaciones de logística.

Muy útil para el emprendedor que desea establecer su proyecto en una buena ubicación, y tiene un capital moderado, lo cual le permite un arriendo mensual, pero que no desea invertir en inmuebles porque su negocio se encuentra aún en etapa semilla.

 

También te va a interesar: ¿Por qué arrendar una oficina en Bogotá?

 

2. Oficinas compartidas o Coworking

Las oficinas compartidas o coworking son otra solución habitual entre los emprendedores. Esta les permite acceder a un buen lugar y mantenerlo sin incurrir en enormes gastos. Consiste en el uso comunal de una infraestructura por parte de varios emprendedores, que asumen los gastos del lugar y su logística.

Se diferencia de otras modalidades por tener una mayor accesibilidad, dado que resultaría mucho más económico asumir los gastos que necesita una oficina para funcionar, a expensas de la posibilidad de personalizar la oficina.

Es ideal para jóvenes trabajadores independientes que quieren comenzar sus proyectos pero no tienen aún el capital de establecerse por sí mismos. Dado su modelo compartido, también permite crear redes de contactos e ir perfilando sus negocios.

 

Oficinas-compartidas-o-Coworking

 

3. Oficinas virtuales

Otra modalidad de solución de oficinas para negocios, son las oficinas virtuales. Estas consisten en tener todas las ventajas de una oficina tradicional, pero por un precio muy reducido, dado que se adquieren los servicios asociados, pero no la oficina en sí misma.

Las oficinas virtuales ofrecen ventajas como: tener una recepcionista en sitio, una dirección comercial, una línea telefónica exclusiva, la remisión de correos físicos y electrónicos, Internet en la oficina, acceso a salas de juntas, llamadas locales ilimitadas e incluso estación de agua y café en sitio. Todas las comodidades de una oficina, condicionando el uso de la oficina física a una cantidad determinable en el contrato.

Conclusión

Este tipo de arriendo es ideal para especialistas de profesiones liberales como abogados, contadores, psicólogos, escritores, ingenieros, analistas o consultores, que requieren de una oficina para atender clientes, con todas las ventajas de la oficina y de forma permanente a lo largo del tiempo, pero no la requieren necesariamente para desarrollar sus profesiones.

Deja un comentario